Eficiencia energética en empresas
Respondemos a tus preguntas

Calidad en el suministro energético

La calidad del suministro eléctrico abarca varios aspectos, pero es común contemplar al menos dos de forma separada: continuidad del suministro y calidad de onda.

La calidad de onda establece como de próxima es la tensión de suministro eléctrico a una situación ideal en cuanto a nivel de tensión, frecuencia y distorsión.

La norma UNE-EN 50160 regula las características de la tensión suministrada por las redes generales de distribución.

El tener unos parámetros eléctricos deficientes en la tensión de suministro de una instalación origina averías recurrentes en las cargas, interrupción de los procesos productivos y eleva el consumo energético.

Hay múltiples factores que influyen en la calidad del suministro eléctrico. Los más comunes son el empleo de sistemas de distribución antiguos o insuficientes, la presencia de cargas no lineales en la red y la falta de mantenimiento correcto en la misma.

Adicionalmente otros fenómenos externos, como las descargas atmosféricas, originan distorsiones características que pueden ser muy dañinas.

Cada vez es más importante ya que afecta de forma directa al funcionamiento de equipos esenciales, a sus costes de mantenimiento y a su consumo energético asociado.

Tan solo en la UE, el coste asociado a la mala calidad del suministro eléctrico se estima en más de 150.000 M€.

La normativa contempla distintos fenómenos; entre los más relevantes se encuentran:

– Amplitud de tensión, que debe ser próxima al valor nominal
– La frecuencia de red, parámetro global de la red eléctrica cuya regulación es responsabilidad del operador del sistema.
– La forma de la señal, es decir, la ausencia de componentes armónicas que distorsionen la forma de onda ideal
– El equilibrado de las fases que afecta directamente al rendimiento de equipos industriales.

Los estabilizadores de tensión GESINNE regulan la tensión de suministro de forma continua e independiente de las condiciones de red y del consumo particular de cada instalación.

De esta forma se consiguen eliminar o reducir huecos y picos de tensión, mejorando de forma muy importante la fiabilidad de los equipos y sistemas suministrados a través de un estabilizador GESINNE.

La calidad se instala en tu negocio