Restauración

Este tipo de solución es muy conveniente en el sector de la restauración rápida, pues existen multitud de emplazamientos en los que la calidad eléctrica afecta a la calidad del servicio, siendo además de forma general instalaciones muy similares entre sí, con equipamiento sensible a perturbaciones, y en las que el potencial de ahorro es elevado.

Ante situaciones de suministro estándar el ahorro real obtenido se sitúa en torno al 13%, no obstante, siempre se realizan previamente los análisis de viabilidad tanto técnica como económica.

Gesinne ya cuenta con una dilatada experiencia, habiendo instalado equipos por un total de más de 25 MW.

BENEFICIOS

Los equipos eléctricos y electrónicos ven incrementada su vida útil de forma importante.

Es frecuente percibir un descenso del desgaste de componentes y de las operaciones de mantenimiento.

Ahorros energéticos de hasta el 17%.

La reactiva, puede ser minorada entre un 20 y un 30%.

El ahorro energético potencial depende en gran medida de la calidad eléctrica existente en la red, y también de la tipología y edad de las cargas de la planta establecimiento en cuestión. 

ANÁLISIS Y ESTUDIOS PREVIOS A LA INSTALACIÓN

Análisis de factibilidad económica:

Gesinne realiza un Análisis de factibilidad donde, a partir de un histórico de un año natural de facturas se analizarán los costes variables de consumo energético y el coste derivado del término de potencia para cada mes, así como la lectura del maxímetro.

A partir de estos datos, se valora la factibilidad de la instalación mediante la estimación de unos ahorros medios y se dimensiona el equipo que, a priori, mejor se adecua la instalación.

Análisis de factibilidad técnica:

Para disponer de datos exactos sobre los ahorros es imprescindible instalar un analizador de redes como sistema de recogida de datos para tener datos cuantitativos en condiciones reales de trabajo.

A partir de estos datos, se emite un Estudio de la instalación concretando los ahorros medios y se define el equipo a instalar.